Vil.la Urània

Promotor: BIMSA
Emplazamiento: Via Augusta, Barcelona
Fecha: Septiembre 2013

Nueva construcción y rehabilitación de la Vil·la Urània como complejo de equipamentos

EL SOLAR i EL NUEVO PROGRAMA
El solar verde de la Villa Urania, en medio de una densa trama urbana, se transforma con la introducción de un importante cuerpo edificado. El gálibo permitido de este aprieta el solar en su menor dimensión, reduciendo sus fachadas con la calle, reduciendo la relación con la ciudad. La Villa Urania se ahoga en su interior.

LA TRANSFORMACIÓN
Recuperar la máxima relación de la parcela con la ciudad, eliminando el plano contiguo a los edificios con los que limita. El nuevo volumen edificado pierde una dimensión, su profundidad.

Un único plano que se pliega sobre sí mismo. Coincidiendo con una de las inflexiones, se extraen las últimas dos plantas hasta la arista del edificio vecino de la calle Zaragoza, igualando sus alturas.

EL ESPACIO LIBRE, EL EDIFICIO Y LA CIUDAD
El espacio libre, con la Villa Urania en su interior, respira con su máxima dimensión hacia las calles.

Los nuevos planos del edificio se orientan en mayor grado a la ciudad, y el que se abre a la Vía Augusta aumenta su exposición solar. La dimensión del plano paralelo a la medianera opuesta se reduce.

Para dar dinamismo y crear hitos visuales entre el edificio y la calle, las aristas intermedias de la fachada se estiran en varias direcciones, y en diferentes plantas del edificio. Estos movimientos también se producen en la medianera libre, tanto para unificar el lenguaje geométrico, como para limitar la visión desde la calle de un patio de luz existente en el edificio contiguo.

DISEÑO AMBIENTAL
Los flujos térmicos generados en los extremos del edificio acondicionan el espacio. La Galería solar a sur y las terrazas verdes a norte funcionan como un equipo de producción de calor y frío que reduce la dependencia de sistemas activos.

La Galería contruibuirà con aportaciones térmicas en invierno reduciendo la demanda de calefacción. En verano, en cambio, la galería funcionará como un termosifón, induciendo la ventilación cruzada en el interior de las estancias con admisión de aire fresco proveniente de las terrazas con vegetación a norte.

La envolvente de la fachada es una doble piel que en las partes ciegas forma una fachada ventilada aumentando el aislamiento térmico y en las aberturas aporta protección solar reduciendo las ganancias en verano. La elección de soluciones constructivas con un elevado nivel de aislamiento térmico y las estrategias pasivas propuestas garantizan un edificio con consumo de energía casi nulo.

Share:
f
t
mail
send